2 de mayo de 2018

La ciudad de los muertos


La ciudad de los muertos
que viven a deshora
caminando abstraídos
por gloriosas avenidas de tumbas alquiladas.

Esa ciudad de espectros
que se desvanecen en la bruma,
desparramada su esperanza
entre baldosas sucias y desagües.

Allí reina la muerte
repartiendo folletos a los transeúntes
tras su amigable sonrisa putrefacta.

Las calles muertas
que conducen a zaguanes muertos
donde solo los gatos 
se aferran a la vida,
donde los vivos miran de reojo
y callan espantados.

Escucharás
el llanto de una niña
maltratada
enferma
acaso agonizante
(Los padres muertos se preguntan
quién es esa niña
esa desconocida
que fue parida a deshora
entre los callejones de la muerte)

Y las alcantarillas son una desbordada histeria
de ratas victoriosas.

2 de abril de 2018

Invisibles llagas


Las veo caminar cada mañana
entre la bruma de las calles.
Cansancio y rímel sobre sus pestañas,
maquillaje en sus conversaciones,
en sus bocas heridas, en sus caras
gastadas como la piedra roma
que cada noche lapida
y lapida
una y otra vez
una y otra vez
el ajado lienzo del recuerdo.

Como la pétrea mano que golpea,
noche a noche,
la blanda carne amoratada,
la consciencia que se torna niebla.

Una lágrima escapa.
Sombra de un grito insinuado
que un día escucharemos.
                         Tal vez
cuando ya sea demasiado tarde.


6 de marzo de 2018

La cara oculta de los cuentos


A Eva L.L. que sembró la idea
y aportó alegría a mi vida.

Ella quería ser princesa
pero, visto de cerca, 
el palacio no era de cristal
sino de frío acero.

Y los invisibles barrotes
fueron deformando su rostro
-un rostro antaño dulce-
hasta transformarlo en una máscara,
una máscara de plástico
diseñada para un mundo de plástico
donde sólo es real el desencanto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...