18 de julio de 2018

En algún lugar hay una tumba


En algún lugar hay una tumba
de la que no recuerdo el nombre
ni aun el rostro
sino por viejas fotos.

Fotos en blanco y negro y un dolor a extirpar,
huellas que permanecen
allende las fronteras del olvido.

En algún lugar al borde del camino
una cruz sin madera ni epitafio 
se levanta evocando...

Asesinado y asesino son un único rostro
y una línea de tumbas sucesivas
va marcando el destino del viajero.

Falsos cielos se forja el asesino
donde huellas imitan cicatrices
y el semblante refleja las facciones
de aquel otro que yace en el recuerdo.

Falsos cielos que al alba se derrumban
dejando al descubierto
las heces del pasado.

1 de junio de 2018

Adiós apresurado de la lombriz de tierra


Pasan lentas las horas
sobre el desierto páramo humeante.

Donde hubo verdes bosques,
donde hubo frescas aguas,
llegaron ellos con su voz de trueno,
aplastaron la hierba con sus máquinas,
prendieron la espesura estremecida.
Miedo dejaron
             tierra ennegrecida
y una atroz muchedumbre de cadáveres.

Si húmeda y grata fue la tierra,
si blandas y jugosas las raíces,
hoy solo queda el fuego consumiendo
las queridas alcobas subterráneas.

Miles de insectos yacen sobre el valle
por el fuego infernal carbonizados.

Tan solo quedo yo reptando errante
en busca de otros lares.
                     Más abajo,
más lejos del horror de los humanos.

De El horizonte traicionadoPoemas de @S_Borao_Llop
Publicado en Elfos y Revista Azahar

2 de mayo de 2018

La ciudad de los muertos


La ciudad de los muertos
que viven a deshora
caminando abstraídos
por gloriosas avenidas de tumbas alquiladas.

Esa ciudad de espectros
que se desvanecen en la bruma,
desparramada su esperanza
entre baldosas sucias y desagües.

Allí reina la muerte
repartiendo folletos a los transeúntes
tras su amigable sonrisa putrefacta.

Las calles muertas
que conducen a zaguanes muertos
donde solo los gatos 
se aferran a la vida,
donde los vivos miran de reojo
y callan espantados.

Escucharás
el llanto de una niña
maltratada
enferma
acaso agonizante
(Los padres muertos se preguntan
quién es esa niña
esa desconocida
que fue parida a deshora
entre los callejones de la muerte)

Y las alcantarillas son una desbordada histeria
de ratas victoriosas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...