2 de abril de 2018

Invisibles llagas


Las veo caminar cada mañana
entre la bruma de las calles.
Cansancio y rímel sobre sus pestañas,
maquillaje en sus conversaciones,
en sus bocas heridas, en sus caras
gastadas como la piedra roma
que cada noche lapida
y lapida
una y otra vez
una y otra vez
el ajado lienzo del recuerdo.

Como la pétrea mano que golpea,
noche a noche,
la blanda carne amoratada,
la consciencia que se torna niebla.

Una lágrima escapa.
Sombra de un grito insinuado
que un día escucharemos.
                         Tal vez
cuando ya sea demasiado tarde.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenid@ a este espacio.
Gracias por tu presencia y tu palabra.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...